Decoración de estilo nórdico

El estilo nórdico hace referencia a la decoración de interiores utilizada en los países escandinavos y es muy conocida por el uso de la madera y el blanco. El principal objetivo es poder multiplicar la luminosidad de un espacio y que sea acogedor y bonito.

Por ello, el ingreso de la luz natural en este tipo de estilos es muy importante y no utilizan cortinas de telas pesadas, sino unas que brinden privacidad dejando pasar la luz. Por ello usan también colores claros, que replican la luz, al contrario de los oscuros, que la absorben.

Los interiores de estilo nórdico generalmente usan el blanco complementado con maderas claras, tonos cálidos como beige y hasta grises. Aquí te traemos las premisas básicas para lograr una decoración de estilo nórdica en tu hogar y crear un espacio sencillo, funcional y cómodo.

Apuesta por pisos, muros y muebles de madera

Para lograr un ambiente muy cálido, el estilo nórdico abusa de la madera en interiores. Por ello, no sólo está presente en los pisos sino que muchas veces en las paredes también. Elige revestimientos de madera que te ayudarán a lograr este estilo y además crear un punto focal en tu ambiente.

Además, la madera está presenta también en las piezas de mobiliario para integrar el elemento natural y noble al interior. Generalmente son utilizadas las maderas claras, que aportan mayor luminosidad.

Busca muebles sencillos

Este estilo se caracteriza por los muebles de líneas simples, rectas o curvas, sin demasiados ornamentos. La idea es crear un espacio diáfano y que se vea mucho más grande, para evitar la sensación de encierro. Asegúrate también de mantener las piezas al mínimo, para no sobrecargar el ambiente.

Los muebles de estilo nórdico son muy usados en la decoración de interiores moderna también, ya que son fácilmente adaptables a cualquier espacio y estilo, por su diseño minimalista.

Habitación minimalista

Decora con textiles naturales

Las telas son muy importante en este estilo, ya que representan calidez y generan un ambiente muy acogedor. Elige telas naturales, como lino, lana o algodón, de colores pálidos que se complementen con el resto de la decoración. También son muy utilizados los tejidos, que dan textura al ambiente.

Integra la naturaleza

Además de la fuerte presencia de la madera para hacer referencia a la naturaleza, el estilo nórdico incluye plantas de interior para integrar el exterior en tu hogar. También puedes agregar este elemento natural con elementos secos como ramas y piñas, o mediante cuadros y obras de arte temáticas para complementar la decoración.

habitación estilo nórdico con plantas

Logra un estilo nórdico y personal

No hace falta que transformes toda tu casa con estas reglas escandinavas de diseño, pero seguro que puedes agregar algunos elementos de este estilo para crear un ambiente más acogedor.

El estilo nórdico está vigente en el diseño de interiores hace más de 10 años y entendemos que es así por su éxito en brindar ambientes luminosos y cálidos de una manera muy sencilla y relacionada a la naturaleza que nos rodea.

Si bien es un estilo que se impuso para generar un ambiente acogedor y luminoso en donde pasar los meses de frío en los países del norte, eso no quiere decir que no puedas integrarlo a tu propio hogar con detalles de calidad.